Serge Mouille

Las lámparas de Serge Mouille son altamente conocidas y no en vano, su creador fue uno de los diseñadores franceses de lámparas con más éxito del siglo pasado. Con 15 años se matriculó en la especialidad de Metalurgia en la Escuela de Artes Aplicadas de París donde paso los siguientes cuatro años, bajo la tutela del escultor Gilbert LaCroix. Una vez acabado sus estudios empezó a trabajar como asistente para LaCroix.

Más tarde, Serge Mouille se alistó a la Resistencia francesa y una vez terminada la guerra abrió finalmente su propio estudio de diseño metalúrgico, mientras impartía clases en la Escuela de Artes Aplicadas. Diversos utensilios, incluyendo una carrocería de coche, fueron producidos durante esta época por el diseñador francés.

Pero no fue hasta 1953 cuando Jacques Adnet lo contrató para desarrollar diseños de lámparas que no empezaría esta faceta de su vida que ya no abandonaría. Definía sus lámparas como una reacción a los diseños italianos tan populares y que inundaron el mercado durante los años 50 y que él consideraba demasiado complicados.

Serge Mouille perseguía un diseño inspirado en la naturaleza y el erotismo que evocara cierto movimiento y dinamismo en el espacio, con la idea de entender la metalurgia en el espacio. Nunca consideró la producción industrial y cada uno de sus modelos se fabricaron a mano.

Serge Mouille, convicción y talento

El diseño más icónico de sus creaciones es la pantalla en forma de pecho y pezón, con la que construyó diversas lámparas de pie de varios brazos, apliques de pared, lámparas de sobremesa, etc. El pezón era el encargado de optimizar el reflejo de la luz y de esconder el cableado posterior del portalámparas.

Serge Mouille obtuvo varios premios y reconocimientos durante los años 50 y fue a finales de la década cuando empezó a recibir encargos importantes, como la iluminación de diversas universidades, el lounge de un crucero, el salón de Christian Dior, una embajada y la Catedral de Bizerte en Túnez.

El número de pedidos para Mouille no pararon de crecer a partir de la década de los 60 que ya no podía satisfacer la demanda, enfermo además de tuberculosis. Se veía en el dilema de elegir entre industrializar la producción que había sido hasta el momento totalmente artesanal o dejar de impartir clases. En 1964 dejó de producir lámparas y se dedicó a la enseñanza hasya el día de su muerte.

días
horas
min.
seg.

¡Subscríbete!

coupon

Apúntate a nuestra newsletter y recibirás un cupón descuento de 6 €* para tu próxima compra superior a 100 €.

No aplicable en productos Outlet o Liquidación. Sólo compras online. No válido para registro profesional o tienda.

Gracias por registrarte
En unos minutos te llegará un email para obtener tu descuento.

Revisa la carpeta Spam de tu correo si no lo recibes.