Jean Prouvé

La silla Standard Chair de Jean Prouvé soporta más tensión en las patas traseras, ya que son ellas las que absorben el peso de la parte superior del cuerpo. Jean Prouvé, ingeniero, diseñador y arquitecto, aplicó esta sencilla idea al diseño de su silla más famosa. Las patas delanteras soportan un peso relativamente pequeño, de acero tubular, las traseras son elementos huecos de gran volumen que transmiten la tensión al suelo.

La silla Standard de Jean Prouvé en su versión clásica, con asiento y respaldo de madera es una silla cómoda y resistente pese a ser pequeña. Es perfecta para salas de reuniones, bibliotecas o restaurantes.

Silla Standard de Jean Prouvé, cuestión de peso

Jean Prouvé siempre se consideró ingeniero, diseñaba y fabricaba sus propias ideas para productos. Su obra es tan diversa que abarca casi todo lo que se pueda producir de forma industrial y va desde un abrecartas hasta herrajes para puertas y ventanas; desde lámparas y muebles hasta casas prefabricadas y sistemas de construcción modulares.

Jean Prouvé abrió su propio taller en Nancy en 1924 cuando terminó su formación como artesano del metal. Posteriormente creó muchos diseños de muebles incluyendo su silla más famosa y en 1947 Jean Prouvé abrió su propia fábrica que acabó dejando debido a las diferencias con los accionistas mayoritarios. Pasó a trabajar como ingeniero consultor en importantes proyectos arquitectónicos en París.

En 1971 dejó huella en la historia de la arquitectura cuando tuvo un papel destacado en la selección del proyecto de Renzo Piano y Richard Rogers para el Centro Pompidou siendo el presidente del jurado.

Su obra abarca una variada selección de objetos, siendo una de sus creaciones más importante la silla Standard finalmente presentada en 1950, después de que Jean Prouvé trabajará más de 10 años. Fue creada para dar apoyo adicional a la parte superior del cuerpo del usuario, cuenta con un marco de acero vacío de diferentes grosores, dependiendo de la carga que soporta. Con una pieza de madera en su asiento y respaldo, cada parte de la silla proporciona apoyo y comodidad excepcional.

Con su silla maestra, Jean Prouvé se enfrentaba a un problema antiguo de diseño de muebles. Descubrió que las patas traseras de las patas de las sillas soportaban todo el peso de la parte superior del usuario. Por ello dedicó más de una década al desarrollo y perfeccionamiento de un diseño que daría mayor soporte a la parte posterior de la silla, manteniendo su estilo vanguardista. Finalmente creó la Jean Prouvé Chair, que actualmente sigue siendo un icono de estilo.

días
horas
min.
seg.

¡Subscríbete!

coupon

Apúntate a nuestra newsletter y recibirás un cupón descuento de 6 €* para tu próxima compra superior a 100 €.

No aplicable en productos Outlet o Liquidación. Sólo compras online. No válido para registro profesional o tienda.

Gracias por registrarte
En unos minutos te llegará un email para obtener tu descuento.

Revisa la carpeta Spam de tu correo si no lo recibes.