teléfono  (+34) 963 052 019
Eero Saarinen

La famosa silla Tulip de Eero Saarinen ha cumplido 50 años siendo uno de los diseños más reconocidos del siglo XX y lo ha hecho en plena forma. La propuesta fue creada en 1956 por el diseñador estadunidense Eero Saarinen, de origen finlandés y con una fuerte influencia europea.

La silla Tulip va más allá de una sola pieza de mobiliario, sino que se compone de una mesa y varias sillas. La característica principal que comparten es que olvidan la idea de patas para pasar a tener una pata única o pedestal. Así, se aprovecha el espacio al máximo por debajo de la mesa y sillas dejando este espacio libre para el usuario. La silla Tulip destaca la capacidad de su creador Eero Saarinen en mezclar formas, materiales y colores. Su única pata está hecha de aluminio barnizado, su asiento de plástico ABS y el cojín fijado al asiento con velcro. Eero Saarinen tenía la idea original de hacer la silla Tulip completamente de plástico pero debido a que el pedestal era demasiado débil para sostener el peso del armazón se pasó al aluminio. Podemos encontrar los modelos con reposabrazos o sin, banquetas y mesas de diversos tamaños pero todos comparten la unidad de estilo reflejada en sus materiales y formas. El tapizado de sus cojines puede ser personalizado a través de la utilización de diferentes telas y colores.

El éxito de la silla Tulip es que a pesar de contar con más de 50 años, toda la línea sigue mostrándose moderna a través de sus formas orgánicas, simples y expresivas y como un clásico del diseño.


Silla Tulip de Eero Saarinen, consecución de la curva perfecta

Su creador, Eero Saarinen, fue un arquitecto, urbanista y escritor finlandés. Se trasladó a los Estados Unidos con su padre, el arquitecto Eliel Saarinen, cuando era un niño. Estudió escultura en París y arquitectura en la Universidad de Yale con Albers, donde asimiló las corrientes europeas más actuales. Trabajó con su padre en el estudio de Cranbrok, época en la que ambos diseñaron la escuela Crow Islan de Winnetka, Illinois.

En una primera etapa, se basó en las estructuras rectilíneas de acero y cristal propias del estilo internacional, para más tarde dar paso a las formas libres y creativas de hormigón armado proporcionando una personalidad única y compleja a cada construcción más acorde a su carácter. Destaca el centro General Motors, en Michigan, encargado después de la Segunda Guerra Mundial y donde incluyó ladrillos teñidos en varios colores y escaleras de fantasía.

Posteriormente acentuó su audacia constructiva creando marcados contrastes de formas entre el exterior y el interior de sus edificios usando volúmenes dinámicos. Un ejemplo de ello es el Instituto de Tecnología de Massachusetts (1955) o en el pabellón de hockey de la Universidad de Yale (1958).

Su Gateway Arch, en San Luis, de carácter monumental y el punto más alto de la ciudad, o la terminal de la TWA del aeropuerto Kennedy en Nueva York fueron otras de sus obras más importantes. Su obra resultó determinante en la nueva orientación hacia una mayor creatividad y experimentalismo de la arquitectura de los años 50, de los cuales la silla Tulip es el máximo exponente.

La silla de Eero Saarinen de estilo futurista se convirtió en el objeto insignia de la nave que transportaba a los protagonistas de la serie Star Trek gracias a modernidad que expresa con la visión de un mundo moderno anclado en los años 50 pero que todavía se mantiene vigente en el imaginario colectivo.

días
horas
min.
seg.

¡Subscríbete!

coupon

Apúntate a nuestra newsletter y recibirás un cupón descuento de 6 €* para tu próxima compra superior a 100 €.

No aplicable en productos Outlet o Liquidación. Sólo compras online. No válido para registro profesional o tienda.

Gracias por registrarte
En unos minutos te llegará un email para obtener tu descuento.

Revisa la carpeta Spam de tu correo si no lo recibes.