Arne Jacobsen

La silla Hormiga de Arne Jacobsen consiguió sobrepasar los límites del minimalismo cuando empezó a producirse a principios de la década de los 50s. La silla Hormiga de Arne Jacobsen es una silla que, a pesar de su tamaño pequeño, es increíblemente cómoda ya que el asiento se ajusta al contorno del cuerpo y ofrece el apoyo necesario. La silla está hecha a mano con madera de abedul y acero inoxidable, con un acabado liso en blanco y negro.

La silla Hormiga nació en 1952 para la Cantina Novo Nordisk de Dinamarca. La silla fue diseñada por Arne Jacobsen para maximizar el espacio siendo pequeña, ligera y apilable. La silla Hormiga original tenía tres patas para facilitar la disposición de personas alrededor de la mesa sin llegar a tocarse entre sí. Más adelante, en la década de 1980, se fabricó una versión de cuatro patas convirtiéndose en la opción más popular para hogares y oficinas.

Arne Jacobsen, considerado el padre del diseño moderno danés, llevó a cabo la más personal interpretación del funcionalismo aplicado a la estética tradicional de su país creando un estilo moderno que ha transcendido lugares, épocas y modas.

Arne Jacobsen, el creador de la silla Hormiga

Arne Jacobsen es uno de los arquitectos y diseñadores industriales daneses más importante del siglo XX. Nació en 1902, se formó como albañil y se graduó en la Escuela Técnica y en la Real Academia Danesa de Bellas Artes de Copenhague donde ganó la medalla de oro por el proyecto “Para un Museo Nacional” en Klampenborg. Arne Jacobsen introdujo la arquitectura moderna en Dinamarca, aportando versatilidad y una clara comprensión de las funciones del diseño. Trabajó como arquitecto, donde sus primeras obras son el reflejo del neoclasicismo nórdico pero pronto su estilo se impregnó de las influencias del funcionalismo.

Arne Jacobsen fundó su estudio donde trabajó como arquitecto, interiorista y diseñador de mobiliario, cerámica y tejidos. También trabajó como profesor de Arquitectura en la Real Academia Danesa de Bellas Artes. Sus obras reflejan un regionalismo crítico enfrentando las técnicas tradicionales a sus ideas funcionalistas dando lugar a una estética personal adecuada a cada proyecto.

Las obras más importantes de Arne Jacobsen fueron: la terminal de la compañía aérea escandinava SAS, el Hotel Royal de Copenhague y el College de Santa Catalina en Oxford donde se ocupó de todos los detalles, integrando arquitectura con diseño interior y mobiliario.

Arne Jacobsen entendía sus proyectos arquitectónicos como un diseño global, por esa razón diseñó los muebles y complementos de la mayoría de sus edificios. Destacan la silla Hormiga, la silla Cisne, la silla Huevo y la serie 3107.

En sus últimas obras, Arne Jacobsen optó por una especial sensibilidad por el detalle siguiendo la tercera generación de la Escuela Internacional. Su obra sigue siendo actualmente moderna y atractiva, con una combinación de formas escultóricas con el diseño, los materiales y la integridad estructural tradicionales escandinavos.

días
horas
min.
seg.

¡Subscríbete!

coupon

Apúntate a nuestra newsletter y recibirás un cupón descuento de 6 €* para tu próxima compra superior a 100 €.

No aplicable en productos Outlet o Liquidación. Sólo compras online. No válido para registro profesional o tienda.

Gracias por registrarte
En unos minutos te llegará un email para obtener tu descuento.

Revisa la carpeta Spam de tu correo si no lo recibes.